OK

Al continuar navegando en este sitio, acepta el uso de cookies con el fin de analizar y medir el público, el tráfico y la navegación, definir servicios y ofertas adaptados a sus intereses e intereses personalizados, y compartir o redirigir desde sitios de terceros. Para obtener más información y configuraciones, haga clic en + INFO

¿Llega tarde a la transición? ¡No pasa nada!

La fecha límite para pasar a la norma ISO 9001:2015 e ISO 14001:2015 fue el 15 de septiembre de 2018. Pero si no ha llegado a tiempo, tiene buenos motivos para conseguir la certificación de la nueva versión ya.

Los Directores de Calidad y de Medioambiente de todo el mundo respirarán aliviados cuando consigan la transición de su norma ISO 9001:2015 e ISO 14001:2015 a tiempo.

¿Pero qué pasa si no se encuentra entre los que llegaron a tiempo el 15 de septiembre de 2018? ¿Qué significa para su certificación…y qué puede hacer para encauzar el rumbo? Le respondemos a algunas de las preguntas clave.

 

1. ¿Sigo teniendo la certificación?

La respuesta a esta pregunta depende de dos factores importantes: de si ya ha comenzado su transición y de su país.

Dependiendo de las normas de su Órgano de Acreditación local, si ya ha comenzado con el proceso de auditoría de transición antes del 15 de septiembre, su órgano de certificación dispone de hasta seis meses para emitir una nueva certificación. No obstante, las disposiciones varían considerablemente según el país, por ello le rogamos que compruebe esto con su órgano de certificación.

Si no cumpliera con estos criterios, desgraciadamente su certificación ha vencido. Pero conseguir una certificación actualizada puede ser relativamente fácil.

 

2. ¿Tengo que empezar con el proceso desde cero para conseguir una certificación según las nuevas normas?

La respuesta breve es que no. El único requisito adicional es una auditoría inicial por parte de su órgano de certificación sobre su auditoría principal. Esto exige una preparación adicional. Sin embargo, no supone ninguna carga adicional en concepto de diseño e implementación de sistemas de gestión a parte de las que ya haya previsto para satisfacer los requisitos de las nuevas normas.

 

3. ¿Merece la pena conseguir la certificación?

¡Ahora más que nunca! Una de las principales ventajas de las nuevas normas es su flexibilidad. Las empresas conciben su propio sistema de gestión de calidad o medioambiental sobre sus productos específicos y las necesidades de los clientes. Esto supone estudiar en profundidad la empresa, y más particularmente los distintos riesgos a los que se enfrenta. Muchos directores consideran el propio proceso muy valioso.

Este enfoque a medida aporta algunas ventajas importantes. Un análisis exhaustivo de los riesgos del negocio, de las oportunidades y de las necesidades de las partes interesadas le llevará a desarrollar un modelo comprensivo para la gestión de sus procesos y rendimiento del negocio. Al centrar la atención de toda la organización en los riesgos, se influye en el comportamiento de los empleados, aumentando la sensibilización y reduciendo los fallos. Como consecuencia, esto puede llevar a una mayor satisfacción del cliente.

 

4. ¿Tiene sentido conseguir la certificación para más de una norma a la vez?

Uno de los mayores beneficios de las nuevas normas ISO es su Estructura de Alto Nivel común. Esto facilita a las organizaciones el entendimiento y la implementación de los nuevos sistemas de gestión para hacer frente a los distintos riesgos. Mientras que muchas organizaciones ya han recogido los frutos con su transición a la norma ISO 9001:2015 e ISO 14001:2015, ahora existe la oportunidad de añadir una tercera norma: la ISO 45001:2015 para la salud y seguridad en el trabajo.

 

Bureau Veritas ofrece una amplia gama de herramientas para que los clientes empiecen con su processo de Certificación online para Calidad y Medioambiente o póngase en contacto con su oficina local BV para reservar cuanto antes su auditoría de transición.